lunes, 11 de octubre de 2010

MERCADEO HOLISTICO (Philip Kotler)

Las empresas para ser competitivas y garantizar una buena participación en los mercados actuales entienden que la comercialización de los productos es un factor clave de éxito para alcanzar las metas propuestas, en donde la globalización, la hipercompetencia e Internet remodelan los mercados y los negocios, ofreciendo oportunidades  y obligando a que su gerencia le presente mucha atención a su departamento de mercados.
Por lo tanto puedo decir que la mercadotecnia no sólo es un asunto estructural. De hecho, debe ser una parte integral de la cultura de la compañía y su sistema de valores compartidos. Una infraestructura de mercadotecnia que opera en una cultura corporativa y considera al cliente como un rey, obtendrá mayor prestigio que una organización de mercadotecnia completa que funcione en un ambiente que incomoda a sus clientes, a los que considera, en el mejor de los casos, como un mal necesario.
¿Que entendemos entonces por  holismo?  Este habla sobre la concepción de cada realidad como un todo distinto de la suma de las partes que lo componen. Se dice, que este concepto se refiere a la segmentación de los mercados que propugna que existe una masa de compradores para productos.
Cada producto cumple una necesidad para cada segmento  sin embargo no todos los segmentos de mercados tienen la misma interpretación de "necesidad" y  tiene la misma condición parta satisfacerla.
Definitivamente, el Marketing holístico (Kotler, 2006) nos conlleva a una  orientación que completa marketing integrado, marketing interno, marketing responsable y marketing relacional
Kotler señala, que el Marketing tal como lo conocemos hoy, está acabado y tiene que evolucionar a algo mucho más acorde con nuestro tiempo en el que la inmediatez de la información y la segmentación total, han cambiado completamente nuestros hábitos de compra.
Los mercados siempre cambian más rápido que el marketing. Las empresas se encuentran siempre en una fase de puesta al día y recurren con demasiada frecuencia a viejas fórmulas para solucionar nuevos problemas.
Existe una carencia importante de creatividad. Asimismo, los costos del marketing son altos y están subiendo. Sin embargo, el marketing se encuentra en apuros a la hora de presentar una evidencia de su impacto en el valor del accionista.
La mayoría de las empresas todavía no conoce la rentabilidad de los consumidores individuales, de los segmentos del mercado, de las áreas geográficas, de los canales de marketing o del tamaño de los pedidos. No pueden medir el impacto de sus campañas publicitarias o patrocinios de imagen en ventas y resultados.
Un aspecto fundamental para crear un mercado de éxito es la habilidad de integrar al cliente en cada proceso clave. Los clientes pueden utilizar Internet para decir a la empresa qué es lo que quieren. El cliente especifica sus necesidades y la empresa se las proporciona. Por lo tanto, el cliente cambia de papel de 'consumidor' a 'prosumidor' (productor + consumidor).
Un prosumidor es un consumidor que participa en el diseño del producto, servicio o solución. También estamos presenciando cómo los consumidores se están pareciendo más a los subcontratistas de la empresa, a medida que utilizan servicios de self-service.
Las empresas proporcionan un entorno en el que los clientes pueden tomar parte en el desarrollo del producto que atienda sus necesidades mediante la exploración de las diversas opciones que aparecen en los sitios web de las empresas y mediante la búsqueda de soluciones. Se trata de un escenario en el que ambos ganan. Las empresas reducen el coste de servir a los clientes self-service.
Asimismo, hacen que los clientes participen en el proceso de diseño, lo que reduce las posibilidades de que éstos opten por acudir a un rival.

1 comentario:

  1. Hoy estuve visitando este blog y me sorprendió gratamente…
    Está muy bien logrado
    Felicitaciones
    Saludos
    JHOrrego

    ResponderEliminar